Banner largo Call Center 3

 

PREDIAL 728

Próximamente

La receta para saber quién será elegido o elegida en Soledad

*OPINIÓN: A unas horas de las elecciones a la alcaldía: La receta para saber quién será elegido o elegida en Soledad.

0
0
0
s2sdefault

*OPINIÓN: A unas horas de las elecciones a la alcaldía: La receta para saber quién será elegido o elegida en Soledad.

 

*Escenarios posibles hay muchos. A petición del público recrearemos algunos de ellos en un aventurado ejercicio de prestidigitación tomando en cuenta únicamente los tres candidatos que señalan las encuestas tradicionales en los supuestos tres primeros lugares…

guillo articulos

Por Guillermo León Pantoja

a capital pocas horas del inicio del proceso electoral del 27 de octubre en Soledad “la cosa está apretada”, como dijo hace unos días, en nuestro programa Sin Fronteras 88.1, la candidata a la gobernación del Atlántico, Elsa Noguera; haciendo referencia, de manera muy jovial, sincera y sin pasiones, a la incertidumbre que se percibe con relación a cuál de los tres candidatos con mayor opción según las encuestas -a saber, Rodolfo Ucros, Beatriz Barraza y William Torres- será el ganador o la ganadora de la contienda electoral con miras a la alcaldía de la localidad.

Envueltas en el ulular de agitados perifoneos, consignas altisonantes y jingles de toda índole, las encuestas vienen y van de boca en boca -o de whatsapp en whatsapp más bien-; pronósticos por aquí y por allá, cálculos políticos, matemáticos financieros y hasta religiosos se escuchan a cada segundo en este municipio con mala fama electoral pero lleno de gente trabajadora y aparentemente despreocupada.

Aquí cualquier cosa puede pasar. Escenarios posibles hay muchos. A petición del público recrearemos algunos de ellos en un aventurado ejercicio de prestidigitación; pero les advierto que no poseo ninguna habilidad para hacer trucos más allá de la capacidad de gastar -algunas veces- más de lo que gano.

Para ello debemos repasar algunos ítems que considero importantes para cocinar la receta:

INGREDIENTES PARA LLEGAR A LA ALCALDÍA

50 mil votos

*En Soledad hay unos 300 mil ciudadanos aptos para votar, el abstencionismo tiene un margen histórico que oscila entre el 50 y el 53%, lo que pondría en la olla unos 150 mil sufragios a repartir entre 9 candidatos, 3 de ellos con gran opción, 3 más cuyo desempeño final es una incógnita y otros 3 que no tienen nada que buscar en esa pelea. Quienes -calculadora en mano- echan numeritos, afirman que el alcalde o alcaldesa sería electo o electa con poco más de 50 mil votos y cuidado menos.

Cambió geopolítico

*Soledad no es una ciudad de criterios monolíticos, de hecho es un abrumador conglomerado de sectores disimiles, las necesidades de algunos sectores de la ciudad no son las mismas de otros espacios poblacionales, contrastando de forma impresionante entre ellos. Podríamos asegurar que son varias ciudades amparadas en el mismo gentilicio. Ejemplo: el casco viejo y el suroccidente son mundos distintos desde el punto de vista social y de idiosincrasia, en ese orden de ideas es muy poco probable que confluyan políticamente. Esto ha sido el caldo de cultivo para que Soledad haya experimentado un dramático cambio geopolítico en el que el suroccidente pasó a tener un mayor peso específico en las elecciones, siendo a estas alturas capaz de inclinar definitivamente la balanza hacia uno u otro candidato.

Compra de votos

*Las necesidades económicas de los sectores más vulnerables son tan abigarradas que si hace 8 años afirmábamos que unas 24 mil almas estaban dispuestas a vender el voto, hoy todo indica que esa cifra se ha disparado exponencialmente, es decir, “el supermercado electoral” gracias a personajes como Aida Merlano, (no puedo mencionar a nadie más porque me joden) se ha consolidado drásticamente encareciendo el debate de manera astronómica. Si en Estados Unidos, por colocar un ejemplo, un senador se elige con un millón de dólares (3 mil quinientos millones de pesos) en Soledad por allí pasó la cifra hace rato así que saque sus propias cuentas.

PARA LA SALSA

El desgaste de la clase política tradicional

*Debido a múltiples factores de toda índole, la mayor parte de la clase política tradicional soledeña luce débil, desgastada, desarticulada y con poca capacidad de reacción, síntoma inequívoco de que se está concibiendo mucho más que un cambio generacional, un cambio estructural, medular. Se trata de uno de esos sismas que se producen ocasionalmente en los centros de poder. Esa rotura generará escisiones que finalmente ocasionarán la fragmentación de algunos de los grupos que tradicionalmente han ostentado el poder o han permanecido muy cercanos al mismo. Los que tengan mayor capacidad de liderazgo, organización, influencias, disciplina y recursos sobrevivirán.

RECETA

En este punto colóquese un delantal y relájese porque vamos a cocinar: Si el próximo mandatario (o mandataria) será elegido con unos 50 mil votos entonces hay que preguntarse quién tiene 50 mil personas dispuestas a votar por él o ella. Para eso se necesita gente comprometida con el proceso que se adelanta, en tal sentido eso se logra en primera instancia con burocracia, puestos de empleo, contratación, becas, favores y todo eso que maneja la gran empresa privada o la administración pública, que a veces es lo mismo.

¿Cuenta Beatriz Barraza con eso? Yo diría que sí, soterradamente pero es así. ¿Cuenta Rodolfo Ucros con eso? No lo creo. ¿Cuenta William Toirres con eso? Es posible con la garantía Char. Entonces pasamos a la siguiente pregunta: ¿Es suficiente con alinear a la gente que quiere ver al alcalde fuera de Soledad? La respuesta es no, porque allí entramos en las vertiginosas catacumbas de la opinión pública ante una realidad cristalina: Sin más cuentos y sin más rodeos este debate se centra entre los que quieren que Joao continúe y los que quieren que se vaya.

Recordemos que la estrategia de Beatriz Barraza se basa precisamente en la “opinión favorable que posee la mayoría de la población acerca del alcalde actual”, y esto no lo digo yo, lo dice un estudio realizado por la Universidad del Norte y su iniciativa denominada Soledad Cómo Vamos.

Revuelva constantemente por las próximas horas...

Aquí entra en juego el tema del cambio geopolítico del municipio, habrá sectores que no perciban esa posibilidad, y estoy totalmente de acuerdo con ello, peros otros que disfrutan de vías nuevas, parques y demás obras que mal o bien este gobierno ha realizado, tienen otra apreciación; esto la coloca (a Beatriz) con buena probabilidad de acaparar una alta votación de opinión, sobre todo en el suroccidente, equiparando la votación que obtendría Ucrós en el casco viejo capitalizando la opinión desfavorable hacia el alcalde Joao en este sector, manejado por las grupos políticos tradicionales de la ciudad. Pero queda el tema de la maquinaria engrasada por la burocracia y allí gana la negra.

Baje la llama y vuelvala a subir...

Agregue el otro ingrediente, “la compra de votos -o ‘conciencias’ que no suena tan feo- cuya comercialización tiene un sinfín de variantes y atenuantes que disfrazan la transacción”, esta podría ser una de las opciones prevalentes de quienes acompañan al candidato William Torres, quien mueve muy poco la aguja política en materia de opinión, pero posee el musculo oficinesco de la familia Char y el supuesto odio visceral del jefe de ese clan, Don Fuad Char, hacia quien considera un traidor político, una especie de versión moderna del antiguo líder griego Alcibíades en las guerras del Peloponesso. Por algo Joao fue su arma letal para despachar a Rodolfo Ucrós hace cuatro años.

Dicen que la lucha de los Char contra los Herrera es personal y que los “olímpicos” estarían dispuestos a quemar sus naves por ganar esa batalla cueste lo que cueste. No sé hasta qué punto eso sea cierto u exagerado, a juzgar por la forma en la cual se desmarcó, una semana antes de las elecciones, la empresa encuestadora Datanálisis -muy cercana a los Char- de la campaña de Torres, para luego emitir una última encuesta con un “no sabe, no responde” que pasa del 12,5 %, y que sumado al margen de error del 3.5% le brinda un colchón suficientemente elástico para justificar cualquier desatino; amen de la publicación en zonacero.com -otro supuesto medio aliado de los Char- que publicó -últimamente y con mucho ruido- encuestas en las cuales figura Beatriz Barraza como virtual ganadora de la contienda electoral.

Echele sal y echele pimienta, repita la dosis hasta que se canse...

Se dice que Rodolfo Ucros está sin recursos porque los mismos Char hicieron que algunos financistas le cerraran las puertas, pero eso se dijo en el debate pasado y aunque algo tenía de cierto el ex concejal conservador consiguió recursos para terminar su campaña, pero perdió. ¿Será verdad que se necesitan tantas decenas de miles de millones para de pesos para ser alcalde en Soledad? Supongo que esa es la sal y la pimienta de esta receta.

Vierta lentamente, pero con mucha memoria, la salsa de aderezo...

Vamos a colocar el último ingrediente, que en realidad es una salsa de aderezo: el desgaste de gran parte de la clase política tradicional. Frente al panorama descrito anteriormente se cierne una gran incertidumbre acerca del papel que la clase política tradicional -alineada en su mayor parte con Rodolfo Ucros y William Torres- pueda desempeñar en este proceso electoral.

Creo haber advertido que una gran parte de ella luce débil, producto de la intensa dieta que ha tenido este cuatrienio; desgastada, por el desprestigio con relación a la seguidilla de escándalos en los que han estado envueltos algunos de sus protagonistas en los últimos diez años; desarticulada por el síndrome de la fagocitosis, un proceso mediante el cual un organismo empieza a devorarse a sí mismo por la falta de recursos y que condujo a que muchos de los líderes en ascenso, abandonaran las toldas de su génesis en la búsqueda de crecimiento político y seguridad laboral. De manera que débil, desgastada y desarticulada, deberá tratar de ponerse en pie para reclamar sus territorios cual caballeros feudales pero para ello necesitarán el ingrediente primordial de la recuperación, aquello que los deja con poca capacidad de reacción: “la unidad de criterios en torno a un objetivo común”, cosa que muy poco se ve en estas tierras butifarreras.

Dicho esto les daré mi vaticinio final: Si consigue la plata que requiere y le acompaña la suerte que le ha sido esquiva el alcalde podría ser Rodolfo Ucrós. Si los Char llegan hasta el final en pos de su objetivo, aunque tengan que sacrificar cualquier cosa en esa batalla, el alcalde podría ser William Torres. Y si no trabajan con disciplina y no dejan de estar jugando a las encuestas mentirosas se los gana la negra Beatriz Barraza.

Claro que uno nunca sabe y quizá haya sorpresas con los que no figuran en esas encuestas pero que vienen trabajando intensamente por generar un cambio drástico en el comportamiento electoral del soledeño y en la forma de hacer política en esta localidad. Amanecerá y veremos. O mejor: “se votará y veremos”. Éxitos a todos.

Banner largo Call Center 3

 

PREDIAL 728

  • Lo Último

  • Recomendados

Loading
Loading