Coronavirus, Locales, Salud

Barranquilla y Atlántico tendrán confinamiento total este fin de semana

El toque de queda iniciará el viernes 9 de abril a las 6:00 p.m. y finalizará el lunes 12 de abril a las 5:00 a.m. Esta y otras medidas fueron anunciadas la mañana de hoy por la gobernadora Elsa Noguera y el alcalde Jaime Pumarejo, ante el nuevo pico de coronavirus en el departamento.

Barranquilla.- Con el propósito de preservar la vida y la salud de los atlanticenses ante la acelerada velocidad de contagio del covid-19, la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, anunció medidas más restrictivas de aislamiento durante este próximo fin de semana en el departamento.

“Tomamos la determinación de seguir con el toque de queda los días de semana desde las 6:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. del día siguiente y ampliamos para este fin de semana el toque de queda, que arrancará este viernes 9 de abril a las 6:00 p.m. y finalizará el lunes 12 de abril a las 5:00 a.m. Eso quiere decir que quedamos confinados en el fin de semana”, indicó Noguera.

En alocución conjunta con el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, la mandataria agregó que también se mantiene la ley seca, se prohíbe tanto el consumo como la venta de alcohol, se suspende la alternancia en los colegios, se cierran las playas completamente y se cierran los negocios de billares, bares y discotecas.

Toque de queda nocturno

En Barranquilla se establece el toque de queda nocturno, entre las 6:00 de la tarde y las 5:00 de la mañana del día siguiente, en la semana comprendida entre el 12 y el 19 de abril. Y se decreta el pico y cédula para movilización de personas, en la modalidad par e impar, entre el 12 de abril y 19 de abril. Ambas medidas se mantienen en los demás municipios del departamento.

La gobernadora señaló que “lo que buscamos es mantener a la gente en casa, evitar la alta circulación y bajar considerablemente la velocidad del contagio. Les pedimos que tomemos conciencia de la importancia del autocuidado, porque si seguimos creciendo a esta velocidad no encontraremos camas disponibles en clínicas y hospitales para atender a los pacientes con coronavirus”.

Añadió que esta nueva ola está afectando a pacientes de clase media de los estratos 3 y 4, trabajadores formales, pertenecientes al sistema contributivo, que probablemente por la fatiga que produce la pandemia o la confianza que trajo la vacunación, se contagiaron y llevaron el virus a sus hogares.

Jaime Pumarejo explicó que Barranquilla volvió a incrementar el número de camas UCI. Con 813 unidades que ofrece hoy la ciudad, se duplicó la capacidad instalada por cada 100.000 habitantes de ciudades como Bogotá, Medellín y Cali. Sin embargo, sostiene que no se puede bajar la guardia.

“Estamos en un momento delicado. No tomen decisiones arriesgadas. Si no hay necesidad de salir, no lo hagan. No reciban ni hagan visitas. Aplacen todas las celebraciones. Este nuevo ataque del virus no nos va a amilanar. Si acogemos las medidas, vamos a los puestos de vacunación y nos cuidamos en casa, lo derrotaremos. Hemos probado hasta la saciedad, que a Barranquilla y al Atlántico ningún desafío nos queda grande. Y esta no será la excepción. Entre todos ganaremos esta batalla”.

Elsa Noguera insistió en la invitación a seguir las recomendaciones: guardar la distancia, lavarse las manos y usar el tapabocas. “Lleven a sus mayores a vacunar, para que ninguno se quede sin esta protección vital. Si no hay necesidad de salir, no lo hagan. No reciban ni hagan visitas, aplacen todas las celebraciones, sigamos trabajando desde casa. Todo con el propósito de bajar la velocidad de contagio. Si queremos, podemos”, sostuvo.

Prensa Gobernación del Atlántico y Alcaldía de Barranquilla

Deja tus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hola, deseas informa
Hola, deseas informar....
Hola, deseas informar....